CLÍNICA VARELA REYES
C/ Ferraz 73, Madrid
910 29 11 83
clinicavarelareyes@gmail.com

BÓTOX

TOXINA BOTULÍNICA

 

El Bótox es un relajante muscular cuyo principio activo es la Toxina Botulínica tipo A. La Toxina Botulínica tipo A se utiliza para tratar distintas patologías como la hipertrofia de maseteros o la sudoración excesiva, sin embargo, una de las indicaciones más populares es el tratamiento de las arrugas faciales especialmente en el tercio superior de la cara. La Toxina Botulínica tipo A actúa bloqueando parcialmente el impulso nervioso a los músculos tratados, reduciendo considerablemente su contracción y suavizando las arrugas de una forma natural. El tratamiento de las arrugas faciales con Toxina Botulínica tipo A se ha convertido en uno de los mejores tratamientos no quirúrgicos de rejuvenecimiento facial. Además, la Toxina Botulínica tipo A actúa como tratamiento preventivo evitando que las arrugas de expresión se hagan más profundas y marcadas. El tratamiento se realiza mediante inyecciones que no precisan anestesia y que no dejan cicatrices, permitiendo una reincorporación a la vida social y laboral inmediata.

 

La región facial más habitualmente tratada es el tercio superior de la cara, que incluye la frente, el entrecejo y la región periorbitaria. Es precisamente en estas zonas donde las arrugas de expresión generan un aspecto de envejecimiento, cansancio o enfado, especialmente cuando son muy marcadas y aparecen a una edad precoz. Estas arrugas se producen por la contracción excesiva de la musculatura de la mímica de la cara. La Toxina Botulínica tipo A actúa mediante un bloqueo selectivo y temporal de los músculos implicados en la aparición de arrugas. Las indicaciones de la Toxina Botulínica tipo A se han ido ampliando a otras zonas faciales, así como para el tratamiento de las bandas platismales del cuello o el tratamiento de la sonrisa gingival.

 

El efecto de la Toxina Botulínica tipo A se mantiene durante 4 a 6 meses en función de las características del paciente, siendo la duración del efecto mayor a medida que el paciente se realiza más inyecciones. Es aconsejable realizar 2 sesiones al año para mantener los efectos. El tratamiento incluye una sesión de revisión y retoque a los 15 días del tratamiento inicial. Con un conocimiento profundo de la anatomía facial y una técnica de inyección cuidadosa, los resultados tras la inyección de Toxina Botulínica tipo A son predecibles y satisfactorios sin eliminar la expresividad facial del paciente.

Logo 2 copia.PNG