GLÁNDULAS SALIVALES

Las glándulas salivales se pueden dividir en principales o mayores (parótida, submaxilar y sublingual) y menores o accesorias que se encuentran repartidas por toda la cavidad oral. Estas glándulas pueden verse afectadas por distintas patologías como litiasis (cálculos en la glándula), tumoraciones benignas (adenoma pleomorfo, tumor de Warthin…) o tumores malignos (carcinoma adenoide quístico, adenocarcinoma…). La mayoría de los tumores de las glándulas salivales son benignos. Sin embargo, a pesar de su benignidad, estos tumores tienden a crecer provocando una deformidad facial, molestias y dolor y, en ocasiones, una afectación del nervio facial. En el tratamiento de estas entidades puede ser necesaria la cirugía abierta para la resección de tumoraciones en dichas glándulas o incluso la resección total o parcial de las mismas.

Logo 2 copia.PNG