CLÍNICA VARELA REYES
C/ Ferraz 73, Madrid
910 29 11 83
clinicavarelareyes@gmail.com

Aumento de pómulos

Unos pómulos bien definidos, proporcionados y atractivos son un signo de belleza y juventud. El envejecimiento ocasiona una pérdida progresiva de volumen facial, especialmente en la región malar, debido a una resorción ósea y una atrofia de partes blandas. Con ello, la proyección del tercio medio facial disminuye y la cara pierde los rasgos típicos de una persona joven. Además, estos cambios pueden verse agravados por la aparición de ojeras o bolsas grasas en los párpados inferiores que acentúan el envejecimiento de la región periocular y malar. Existen diversas técnicas de aumento de pómulos que buscan restituir el volumen de la región malar para recuperar las proporciones del tercio medio facial. Para ello, en Clínica Varela Reyes contamos con un equipo de cirujanos plásticos y cirujanos maxilofaciales que realizan conjuntamente una valoración global de la estructura facial y una planificación de estos pacientes.

 

  • Ácido hialurónico: El ácido hialurónico es un material de relleno sintético y reabsorbible, ampliamente utilizado en medicina estética por su seguridad, biocompatibilidad y buenos resultados. El relleno con ácido hialurónico es, hoy en día, uno de los tratamientos más demandados para aumentar el volumen y la proyección de los pómulos de una forma mínimamente invasiva. Su infiltración se realiza mediante anestesia local, en la consulta y de forma ambulatoria.

  • Prótesis: Clásicamente se utilizaban las prótesis malares para aumentar el volumen de los pómulos a través de un abordaje intraoral. Sin embargo, en los últimos años el uso de las prótesis malares se ha visto superado por el injerto de grasa o lipofilling debido a un menor riesgo de complicaciones como infección, alteraciones sensitivas o resultados poco naturales.

  • Grasa: El relleno con grasa es, por tanto, uno de los mejores tratamientos para aumentar el volumen y la proyección de los pómulos de una forma natural, proporcionada y estable en el tiempo. Debido a que se emplean tejidos del propio paciente, el riesgo de complicaciones es mínimo y la recuperación es rápida. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva, con una alta tasa de satisfacción por parte de los pacientes y que se realiza en régimen ambulatorio.

Logo 2 copia.PNG