CLÍNICA VARELA REYES
C/ Ferraz 73, Madrid
910 29 11 83
clinicavarelareyes@gmail.com

Mentoplastia

El mentón o barbilla es una región anatómica de la cara que aporta proporción y belleza al óvalo facial. Las dimensiones, forma y posición del mentón deben mantener una relación armónica con el resto de estructuras faciales como el maxilar, la nariz o el labio. En ocasiones, el mentón presenta una anatomía anómala que resulta en una alteración de la relación entre el tercio inferior y el tercio medio facial. El mentón puede ser demasiado grande, demasiado pequeño, demasiado ancho, demasiado estrecho o estar situado en una posición muy anterior o muy posterior. Además, en algunos casos la alteración de las dimensiones, forma y posición del mentón puede ir asociada a una mala oclusión dental. En estos casos, además de realizar una correcta valoración del esqueleto y perfil facial, es indispensable examinar la mordida u oclusión. Por ello, en Clínica Varela Reyes contamos con un equipo de cirujanos plásticos y cirujanos maxilofaciales que realizan en conjunto una valoración global y planificación de estos pacientes.

 

La mentoplastia o cirugía del mentón es una intervención quirúrgica que permite modificar las dimensiones, forma y posición del mentón para mejorar la relación con el resto de estructuras faciales. Existen diversas técnicas de mentoplastia que permiten aumentar, disminuir o modificar la estructura tridimensional del mentón.

 

  • Ácido hialurónico: El ácido hialurónico es un material de relleno sintético y reabsorbible, ampliamente utilizado en medicina estética por su seguridad y resultados, que permite mejorar las proporciones del mentón en aquellos pacientes con alteraciones leves. Su infiltración se realiza mediante anestesia local, en la consulta y de forma ambulatoria.

  • Prótesis: Clásicamente se utilizaban las prótesis de mentón para aumentar la anchura y la proyección del mismo. La cirugía se realiza a través de un abordaje intraoral o submental. Aunque es una técnica con buenos resultados, desde hace unos años el uso de prótesis se ha visto superado por el injerto de grasa o lipofilling.

  • Grasa: El relleno con grasa permite aumentar el tamaño del mentón y mejorar su forma mediante el uso de tejidos del propio paciente. Con esta técnica se consiguen resultados naturales y permanente en el tiempo, al mismo tiempo que se evitan las complicaciones propias del uso de implantes.

  • Osteotomías: En algunos casos debemos trabajar sobre el propio hueso para modificar la forma y posición del mentón. Mediante un abordaje intraoral, se realizan osteotomías que permiten avanzar, retroceder, descender o rotar el mentón. Posteriormente se realiza una fijación del hueso mediante la colocación de miniplacas y tornillos.

  • Cirugía ortognática: En aquellos pacientes en los que, además de una desproporción facial, presentan alteraciones en la oclusión dental, cualquiera de las técnicas anteriores no será suficiente. En estos casos son necesarias técnicas de cirugía ortognática que permitan corregir tanto el perfil facial como el problema oclusal.

Logo 2 copia.PNG